Los servidores del altar son niños y niñas, que asisten al sacerdote y al diácono durante la Santa Misa. Por lo general, son responsables de la cruz y las velas. Sostienen el misal para el sacerdote, asisten al sacerdote durante la preparación de las ofrendas y lavan las manos del sacerdote. Los servidores del altar son niños y niñas católicos bautizados, lo suficientemente maduros para entender  y llevar a cabo su función litúrgica.

La formación es tanto practica como espiritual. Los servidores del altar necesitan conocer las partes de la misa y su significado, los diversos objetos utilizados en la liturgia y sus nombres propios, y las diferentes funciones del servidor del altar durante la misa y otras celebraciones litúrgicas.

Es importante que los servidores del altar comprendan sus funciones como un servicio generoso a Dios y al pueblo de Dios. Finalmente, deben estar preparados para ejercer sus funciones con reverencia y decoro apropiado. 

DIRECTRICES PARA LOS SERVIDORES DEL ALTAR

Los servidores deben ser lo suficientemente maduros para comprender sus responsabilidades, cumplirlas bien y con la reverencia apropiada.

Por favor recuerda que tu ministerio es importante y que muchas personas dependen de ti. La parroquia te necesita para que las cosas funcionen bien.

Un buen Servidor de Altar nunca es una distracción para otras personas, siempre presta atención, aprende y participa en las oraciones, las respuestas y el canto, y es respetuoso.

Es importante saber que a veces, aunque estemos bien preparados, las cosas todavía salen mal. Si algo sale mal o si comete un error, mantén la calma y no te asustes. Los movimientos rápidos pueden hacer que tropiezes y cometas nuevos errores. Solo piensa por un momento e intenta corregir el problema y continúa. El sacerdote y el diácono te ayudarán en todo lo que puedan.

La sotana y el sobrepelliz, que lleva el servidor del altar, es una vestimenta sagrada y debe tratarse con respeto y cuidado.

A pesar de que se usa sotana y un sobrepelliz sobre la ropa normal, todavía se debe usar ropa apropiada.

Se requieren zapatos negros cerrados para todos. Pantalones negros y camisa de vestir para niños. Las niñas pueden usar vestidos o pantalones de vestir. Los pantalones y vestidos cortos no son apropiados.

Siempre llega 20 minutos antes de la hora de inicio de la liturgia. Y cuando asistas a una misa para la que no estás programado, verifica si se necesita ayuda adicional y prepárate para servir.

Si no puedes servir cuando estas programado, por favor busca un reemplazo. Puedes utilizar la base de datos para solicitar que alguien te supla o puedes preguntar directamente a otro servidor. Es muy importante tener un mínimo de tres servidores en cada misa.

ORACIÓN DE LOS SERVIDORES DEL ALTAR

Amado Jesús: Te agradezco el honor y la alegría que me das, al poder servir en el altar. Concédeme el don de la piedad, la virtud de la pureza, y el conocimiento de la doctrina cristiana. Aumenta mi fe en tu divina presencia en el altar, y motiva mi adoración sincera.

Haz que cada día sea mejor y sirva de buen ejemplo a los demás.
Bendice a todos los monaguillos y acólitos, para que ayuden al decoro de las celebraciones, y para que florezcan entre nosotros las vocaciones consagradas.

AMÉN.